¿De qué se trata la
tendencia mix and match?

A la hora de poner la mesa la clave es trabajar con lo que tenemos en la casa, las posibilidades son infinitas si somos recursivos. De eso se trata la tendencia mix and match, de combinar lo que está al alcance de nuestra mano para lograr una armonía en nuestra mesa.

El reto del mix and match consiste en jugar con todos y cada uno de los objetos que tenemos en la casa, desde los que están en la cocina pasando por los que están en la sala hasta los que están guardados en nuestro clóset, para crear mesas originales. Hay que perder el miedo a usar las vajillas, copas y demás piezas que a veces atesoramos por miedo a romperlas o a que el evento no justifique su uso. Más bien, hay que darles vida en la mesa y encontrarles siempre su lugar sin importar la ocasión.

Ahora bien, la idea de mezclar lo que tenemos en la casa no pretende que nuestra mesa se convierta en un circo, al contrario, nos reta a ser más creativos y cuidadosos escogiendo nuestros recursos para lograr combinaciones espectaculares,  tratando de que siempre se mantenga una estética fiel a la idea final que queremos lograr.

Por ejemplo, para celebrar amor y amistad hice una mesa fuera de lo común que buscaba transformar la tradición de esta celebración. Mi idea consistió en poner como camino de mesa un chal color fresa y mora de Pepa Pombo. A este chal le sumé una vajilla de pájaros de Homecenter, que es toda una sensación, y un florero de campanulas rosadas que contrastan perfecto con la decoración. 

 

Usar este chal en la mesa fue todo un reto; primero por sus tonos brillantes y segundo por sus figuras geométricas. La forma más fácil de haber puesto esta mesa, yendo a la fija, era poniendo unos platos blancos, pero la mesa se iba a ver muy simple y aburrida. Me lance a poner estos platos de pájaros y flores para ver como se veian por más de que estuviera mezclando figuras diferentes. Los tonos de las flores eran parecidos a los tonos del chal, entonces mezclaban perfecto. Cuando puse los platos sobre la mesa, me di cuenta que el fondo blanco neutralizaba los colores del camino y sus flores de tonos rojos, morados y rosados combinaban de forma perfecta con las campanulas y con los colores del chal así logrando que el mix and match de los elementos de esta mesa fuera perfecto. 

Así nos damos cuenta que la única forma de saber si los elementos mezclan bien es ensayando. 

Usualmente no combino en una mesa platos y manteles con figuras porque siento que se ve muy recargada. Sin embargo, hace poco hice una excepción y logré crear una decoración mediterránea con una estética maximalista donde cada elemento era protagonista y todo el conjunto de la mesa se veia absolutamente perfecto.

Lo más importante de este tipo de tendencias es que nos invitan a hacer las cosas diferentes, a salirnos de la caja y crear mesas diferentes. Recientemente hice una mesa primaveral que tenía cinco floreros pequeños y por primera vez cambié la forma en la que distribuí las flores. Los organicé de forma monocromática. Así obtuve un resultado divino, una mesa divertida y vibrante con las flores que tenía disponibles en casa.

Por último, les aconsejo poner en la mesa solo los elementos que se van a ver, es decir, no sumar una pieza que va a generar ruido y va recargar la composición. Ahora bien, si el elemento cumple una función específica durante la comida, lo podemos dejar. Para resaltarlo les sugiero colocarlo en un plato o tabla de forma que no se pierda entre los colores y podamos así mantener la armonía en nuestra decoración.

© 2020 Las Mesas de Juana – All Rights Reserved.

face
istagram
Pinteres

Diseño y Desarrollo  Link UP